Cómo hacer una plataforma de recobros

 

Descripción del negocio: se tratará de un negocio basado en realizar algo nuevo o mejor que la competencia, atendiendo a una necesidad del mercado detectada y que requiere ser cubierta con una plataforma útil.

Básicamente estamos hablando de una gestión de recobro desde una plataforma online la cual automatiza todo el proceso, con oferta a bajo costo para los distintos clientes. Hay que tener en cuenta que las características del sector de recobro se notan en tres tipos de empresas que no cubren la necesidad para empresas con menos recursos que los “gigantes” del mercado, como lo son las plataformas de recobro para grandes empresas, servicios jurídicos de abogados o cobradores que se basan en la intimidación como estrategia principal.

La ausencia de respuesta orientada a quienes tienen un presupuesto más ajustado saca a luz una necesidad que requiere de corta inversión para lograr grandes retribuciones.

De qué se trata el producto: se desarrollará una plataforma para el reclamo de deudas e impagos con dos fases, una amistosa en la cual se contacta con el deudor y se pasa a negociar; y otra judicial en la cual se establece la supervisión para el reclamo judicial.

El precio del servicio se escalará en 3 tarifas diferentes según el importe de la deuda. Haciendo una comparación, el precio del servicio será aproximadamente un 25% de lo que costaría contratar a un abogado.

Al ser una gestión online, su funcionamiento generará toda la documentación legal de forma automática.

Factor de diferenciación:

*Los clientes deberán hacer un único pago por todo el servicio.

*No hay porcentaje de ganancia según la deuda.

*El cliente podrá cobrar directamente en su cuenta.

*Todo tipo de documentación disponible de manera permanente por internet.

*Funcionamiento en todo el país.

*Precios económicos y accesibles para todas las personas.

Los recursos, tanto humanos como físicos, técnicos o financieros deberán ser los siguientes: se trata de un proyecto que no requerirá de locales ni instalaciones. Se necesitará del desarrollo de la plataforma web y una conexión para mantener a la misma en funcionamiento.

Como personal, podemos estimar a un maquetador y desarrollador del sistema que usará la plataforma que luego podrá ser utilizada y comandada personalmente.

La inversión estimada es de unos 30.000 euros.

Leave a Reply