Cómo hacer una operadora de turismo

Descripción del negocio: será una operadora de turismo ubicada en un punto previamente estudiado con conceptos de oportunidad dentro del mercado y teniendo en cuenta la competencia. El objetivo es diseñar, organizar, comercializar y operar los viajes y productos turísticos, con un precio establecido a nivel global.

De qué se trata el producto: se centrará dar a conocer le inmensa variedad de recursos culturales, gastronómicos, arquitectónicos y demás que existen en el país de desarrollo de la empresa, así como también en reconocer las necesidades en cuanto a turismo de los distintos nicho a operar. El interés se basa en ofertar servicios completamente adaptados a las nuevas necesidades y expectativas, buscando no simplemente aquellos destinos con gran interés turístico y culturas, sino también aquellos nuevos con una temática específica, sin olvidarse de una buena política en cuanto a precios.

 

 

El mercado hacia el cual se dirige apunta a tres objetivos:

*Particulares con la misma idea a la hora de viajar, buscando una actividad organizada de una manera distinta para conocer nuevos destinos, realizar diferentes actividades en el tiempo que disponen libre o hasta socializar con demás personas.

*Asociaciones, colectivos, instituciones y otros tipos de centros con la idea de organizar actividades para sus clientes o miembros.

*Agencias que necesiten de los servicios requeridos para organizar viajes a sus clientes y buscar un asesoramiento profesional.

Factor de diferenciación: enfocarse en productos con escasa oferta, como el turismo gastronómico, de aventura y riego, deportivo y ecológico. El turismo de sol y playa sigue siendo el predominante, por lo cual hay que abrirle el puerto a nuevos horizontes que en cualquier momento estallarán dentro del mercado.

Los recursos, tanto humanos como físicos, técnicos o financieros deberán ser los siguientes: al iniciar, la empresa necesitará del emprendedor que realice funciones de dirección y comercialización, así como también contar del apoyo necesario de un trabajador asalariado que se encargue de las tareas a delegar. Se requiere de un local que realice funciones de despacho y oficina para todo el público, así como los equipos necesarios dentro de ella. La web de la empresa también será importante para tener lugar dentro de internet.

El dinero estimado que se necesitará para llevar a cabo este negocio es de unos 36.000 euros.