Descripción del negocio: se hará un termostato inteligente que renueve el estilo de los termostatos convencionales, pasando a ser más que una simple caja manual a la cual pasamos de largo cada día, cambiando completamente la visión que se tiene de estos productos.

Aproximadamente, en el año suelen hacerse unos 400 cambios manuales en el termostato, intentando ahorrar energía apagándolo cuando se puede, pero esto suele olvidarse y solamente nos acordamos de esto cuando nos viene la factura.

La empresa basará el desarrollo de un nuevo termostato enfocándose en atender esta necesidad, permitiendo ahorrar energía automáticamente y hasta gestionándolo por medio de nuestro móvil. Hay que tener en cuenta que hasta un 45% del consumo energético del hogar es debido a la climatización, cifras que, con el correcto uso, puede bajar un 20%.

De qué se trata el producto: se hará comercial un termostato WiFi inteligente que tenga las siguientes características:

Especificaciones técnicas:

*Conexión WiFi

*Pantalla LCD color

*Sensores de humedad, temperatura, proximidad y luminosidad

Funciones:

*Bloqueo y desbloqueo del sistema

*Ajuste de calendario y horario

*Ajuste manual de la temperatura

*Rangos que van desde los 5-40º C a 32-140º F

*Función vacaciones

*Función calendario que se configura según los hábitos del usuario

*Función detectora de presencia que permite ahorrar energía cuando nadie está presente

*Consideración de las condiciones climatológicas en el exterior

*Función de monitorización calculando el tiempo medio en el que tarda el hogar para alcanzar la temperatura indicada, reduciendo el tiempo de espera para lograr alcanzar dicha temperatura

*Acceso vía internet o aplicación móvil

*Envío de alertas por medio de un mail

*Control a tiempo real

*Compatible con PC, Mac, Tablet y cualquier smartphone

*Comunicación privada, segura y cifrada

Factor de diferenciación: un renovado diseño ajustable a los gustos de cada persona. Cuenta con unas políticas de ahorro de energía que permiten llegar hasta a un 20% o más, dependiendo del buen uso que sepa darle cada usuario, rompiendo con los clásicos termostatos y su elevado nivel de consumo.

Los recursos, tanto humanos como físicos, técnicos o financieros deberán ser los siguientes: una empresa que cuente con encargado en administración, marketing, departamento comercial, de soporte y de desarrollo e ingeniería. Hay que tener en cuenta los gastos para el prototipo de termostato, el termostato WiFi con control energético, el software, el hardware, el molde, la aplicación web, la oficinal, los equipos informáticos, de telecomunicaciones, el marketing, el diseño industrial, la contratación del prototipo, y las inversiones en todo el material informático.

El dinero estimado a invertir es de unos 500.000 euros.